EL GATO DE EL PADRINO

El gato que acariciaba Don Vito Corleone, encarnado por Marlon Brando, cuando aparecí­a sentado en la butaca de su despacho en la primera pelí­cula de la serie de El Padrino, no estaba previsto en el guión.

En el momento en que rodaban la famosa escena, casualmente el felino estaba deambulando por los estudios de Staten Island, y el director del largometraje, Francis Ford Coppola, tuvo una corazonada lo incorporó a la escena, y aquel gato gris se convirtió en parte inseparable de la figura del gran capo, hasta el punto que la imagen de Marlon Brando con el animal se convirtió en una de las más populares del filme.

Vamos los gatitos todavia…….robo camaras al mejor estilo Coppolla !!!!