La percepción del gusto

La percepción del gusto tiene lugar a través de las papilas gustativas que se encuentran en la lengua y la cavidad bucal. El número total de papilas gustativas que posee un gato es de 473 frente a 9.000 en el hombre. Los compuestos solubles no volátiles del alimento contactan con las papilas gustativas gracias al efecto de la saliva durante la masticación. El desarrollo de las preferencias gustativas comienza antes del nacimiento