Carta de Ana a Ulises Un Gato Feliz

 

Ulises
¿Qué te puedo decir que ya no sepas, que no te haya dicho y que no te haya repetido una y otra vez durante estos 11 años?

Hoy hay algo que quiero hacer: agradecerte.

Nunca pensé que al crearte un usuario en facebook me iba a contactar con tanta gente queamarespeta los animales.

Jamás imaginé que habí­a tanta gente solidaria que se une por una causa. Que difunde, publica, copia y comparte sus historias.

Que da aliento en situaciones difí­ciles. Que coopera prestando una jaula trampa, trasladando, llevando, trayendo, ofreciendo lo que tiene a su alcance: su tiempo y sus ahorros.

Cómo imaginar que tantos casos salvajes y extremos de algunas personas arrancarí­an lágrimas de incomprensión, bronca y rabia.

Cómo entender que cuando un gato de raza ya no sirve para reproducir es descartado (Este tal vez sea el caso de Telma, la siamesa que rescatamos en condiciones de deshidratación y desnutrición el 29/7).

No sabí­a de la existencia de lugares donde rescatan, cuidan, alimentan, castran y dan en adopción responsable tantos michis. Siempre observé gente amiga de los animales que le lleva una bandeja de comida y agua, sin saber que muchas veces detrás de ese acto hay toda una campaña para llegar a la adopción.
Nunca pensé que ibas a cambiar mi perspectiva acerca de la situación de los callejeritos, que iba a pasar de disfrutar los fuegos artificiales a no querer que ustedes sufran con nuestros festejos, que los dí­as de invierno y lluvia me iba a preocupar por los que padecen las inclemencias del tiempo en la calle.

Sobretodo tomé conciencia de que la castración es un acto de amor y de la importancia de tener a nuestras mascotas enchapadas, sobre todo si son paseanderos!!
Cuántas cosas no veí­a y desconocí­a. Gracias por abrirme los ojos y hacerme más humana y solidaria!!!