COCCIDOSIS


.

Los coccidios son parásitos protozoos (organismos unicelulares ) que se multiplican en el tracto intestinal de perros y gatos, solo detectables en análisis de material fecal, responsables de una temida enfermedad conocida como ” Coccidiosis “.
La mayorí­a de las coccidios en los perros y gatos son de la especie Isospora.
La infección por coccidios es especialmente común en animales jóvenes de criaderos o en guarderí­as asociándose a condiciones de hacinamiento y estrés elevado ( refugios, hospitales, gaterí­os), aunque en mucho de los casos no necesariamente es un signo de falta de higiene.
Los factores predisponentes son: temprana edad , enfermedad concurrente, desnutrición e inmunosupresión.
La ví­a de contagio que vemos en la clí­nica diaria, es a partir de huevos evacuados en las heces del animal infectado, estos se hacen infecciosos para otros animales dentro de 1 a 7 dí­as, dependiendo de la temperatura, también las moscas y otros insectos son transmisores mecánicos (vectores) de los huevos del coccidios (ooquistes).
Signos y sí­ntomas:
Un animal infectado puede ser sintomático o asintomatico, esto último significa que un animal infestado con coccidios, puede eliminarlos en sus excrementos y no padecer la enfermedad (la coccidiosis).
La infección asintomática pasa a manifestarse como enfermedad cuando el número de células destruidas supera la capacidad de regeneramiento.
Los sí­ntomas dependen del grado de infección, pueden ser leve o muy severa, los más comunes:

* diarrea (primer signo, puede presentarse sangre y mucosidad)
* dolor abdominal (cólicos)
* deshidratación
* pérdida de peso
* hiporexia
Los animales afectados severamente tienen deposiciones acuosa sanguinolentas (parecidas a las de parvovirus) además puede cursar con vómitos, perder totalmente el apetito, deshidratarse y morir .
Diagnóstico:
El diagnóstico veterinario es esencial, se efectúa examinando las heces por análisis de material fecal (coproparasitológico), es importante tener en consideración que un resultado negativo no indica que el paciente no esté parasitado y libre de Coccidios, debido a que puede estar en un perí­odo de no expulsión de huevos por lo que los estudios negativos deben ser repetidos.

Tratamiento:
Existen medicamentos especí­ficos que controlan a la coccidiosis : Ej. Sulfadimetoxina + Dimetridazol , azitromicina , amprolium (Corid) y por supuesto terapéutica de apoyo (dependiendo de la severidad del cuadro presentado).
La explicación del uso combinado de Sulfadimetoxina y Dimetridazol (que recomendamos de primera elección ) es porque la Sulfa es especifica para los Coccidios y el Dimetridazole permiten el control y eliminación de bacterias y parasitos ( giardias ) asociados (Ej. nombre comercial GIACOCCIDE)
El tratamiento requiere generalmente de mas de una semana dependiendo de la o las drogas utilizadas .
Profilaxis y control:
* Tratamiento adecuado del o los cachorros expuestos.
* Poner agua limpia constantemente.
* Control de insectos, palomas y moscas ( forma mecánica de contagio).
* Higiene estricta (retirar toda la materia fecal del lugar).
* Desinfectar platos, camas, caniles etc. La mayorí­a de los desinfectantes no funcionan por lo que recomendamos sumergirlas en agua hirviendo o en una solución con amoní­aco al 10% ,existe en el mercado actualmente un desinfectante de uso veterinario especifico con alentadores resultados (un amonio cuaternario).

.