BETINA , DANTE, BIMBO y una lección de Respeto

 

 

Quería compartir con ustedes mi experiencia, por ahí a alguien le sirve Risa
Nunca entendí eso de que hay gatos que no se adaptan a una casa, será porque tuve una experiencia diferente… En fin, cuando Bimbo llegó a casa (27 de agosto de 2012), lo adoptamos ya de grande. Lo tenía en transito una chica que se dedica a este tipo de
dante-bimbo1cosas: rescatarlos, darle atención veterinaria y difundirlos para su adopción. Desde que pisó la casa, inspeccionó cada lugar y se ve que le gustó porque nunca atinó a escapar. Esa noche ronroneó mucho, tal vez por la ansiedad del lugar nuevo, y durmió con nosotros. Bimbo tiene su personalidad, no le gusta que lo alcen, tal vez por su tamaño no se siente seguro en brazos (es grande y muy pesado, tipo XL) y no es demasiado mimoso, pero te demuestra su afecto acompañando, sobre todo si ve que te sentís mal, él está ahí, como diciéndote “tenés mi compañía”. En la casa vivimos mi marido, mi hijo de 8 años y yo. Con Dante, mi hijo, se respetan bastante, digamos que se ponen los límites mutuamente ya sea cuando Bimbo no quiere más caricias o seguir jugando con él o cuando Dante quiere preservar algún juguete para que Bimbo no se lo dañe, aprendieron a convivir y respetarse sin agredirse o dañarse. Es un gato que no acepta a otros gatos, eso me recomendaron cuando me lo dieron en adopción, lo primero que me preguntaron fue si había otros gatos o animal en la casa.dante-bimbo2
Bimbo no es muy sociable con personas extrañas, pero quedé sorprendida cuando al llegar mis hijos mayores a la casa (que estudian en la Universidad y viviendo fuera de la ciudad) a quienes él todavía no conocía, los aceptó como si siempre los hubiera visto. La verdad que los gatos son más inteligentes y perceptivos de lo que sospechamos.
Por eso creo que los que tenemos problemas de adaptación somos los seres humanos, ellos, los gatos, la tienen re clara Guiño Está en nosotros demostrarles seguridad y que los amamos realmente, ellos en seguida se darán cuanta de eso.
b-d-10
.
.