Carta para Kitty‏

 

IMG00171

Amar es salir de nuestro propio cuerpo para dejar lo mejor de nuestro ser en el otro.
Así sucede con los hijos…pero cuando todavía queda mas amor para entregar en el corazón aparecen ellas…las mascotas!.
Nada es casual y por eso ese Domingo en el que decidí que tendríamos un gatito la causalidad hizo que tus primeros papás adoptantes dieran un pasito atras para que yo pudiera avanzar y tenerte.
Nunca voy a olvidar cuando llegaste,tan pequeña dentro de esa gran campera,la cara de tus hermanitos humanos que no sabían que llegarías a casa,tus ojos que casi te ocupaban toda la carita desorientados sin saber que mirar primero.
Fué raro darnos nuestros espacios y aprender a conocernos,pero una rareza con sabor dulce;porque desde el primer ronroneo regalado supe que esa unión sobreviviría aún más que siete vidas.
Hoy sos una integrante mas de esta manada que se ama y respeta por sobre todo.
Sos aquel angel que nos despierta con sus maullidos tímidos,que nos divierte con aquellas carreras enloquecidas hacia la nada,que comparte nuestras cenas en la mesa,la que busca sus momentos de soledad que son respetados a rajatabla,sos la que nos busca para el ultimo mimo de la noche!.
Nunca imaginé que se podía amar tanto a una mascota…pero claro,si dicen que no hay amor mas puro,sincero,fuerte y desinteresado que el de los padres hacia los hijos,y eso sos para nosotros: nuestra HIJA!.
Gracias amada Kitty por aceptarnos y brindarnos tu corazón,voy a darte todo y más para que tengas una vida plena y feliz…y sé que vos también.
Te amo belleza…
Mamá Laura